Estos animales pasan toda su vida esperando para tener relaciones sexuales para morir

Los antecinos masculinos suelen pasar la mitad de sus vidas teniendo relaciones sexuales durante 13 horas al día. Y no es pausado, amar el sexo. Es el delirante tipo de sexo tan rápido como sea posible. El prototipo de sexo que agota rápidamente su limitado suministro de esperma y hace que sus cuerpos se desmoronen literalmente. Pierden su pelaje. Ellos sangran internamente. Mueren antes de llegar a su primer cumpleaños.

En dignidad a la trágica muerte de Antecino, te damos una pequeña muestra de las muchas criaturas que existen en esta Tierra solo para reproducirse y morir. En realidad, hay un seudónimo técnico para ellos, animales semelparos. Solo poseen una oportunidad de reproducirse, lo que generalmente significa una temporada de apareamiento, pero ocasionalmente significa un acto sexual, y luego mueren.

Si esto parece una estrategia extraña, considere el hecho de que las criaturas semelparas frecuentemente producen más descendencia. Claro, mueren después, pero debido a que no están preocupados por la supervivencia después de la temporada de apareamiento, literalmente pueden poner toda su energía y recursos para hallar una pareja. Es un riesgo que se amortiza al menos a paralelismo de toda la especie. Aunque, hay pocos mamíferos o incluso vertebrados que usan esta táctica, posiblemente porque la oportunidad de reproducirse año tras año vale la pena desplegar la fortaleza biológica para sobrevivir a su ritual de apareamiento.

Abejas
Las abejas no tripuladas, a diferencia de sus compatriotas, existen esencialmente para tener relaciones sexuales con la abeja reina. De vez en cuando prestan un ala para ayudar a enfriar la colmena si se sobrecalienta, pero en su mayoría solo se sientan a esperar la temporada de apareamiento. Un grupo de ellos tiene relaciones sexuales con la abeja reina en sucesión, y luego todos caen muertos. Es una vida asombrosa, ¿cierto?

Salmón del pacífico
Los salmones migran río arriba para depositar sus huevas, saltar pequeñas cascadas y literalmente nadar contra la corriente para llegar a su destino. Una vez que se reproducen, las hembras mueren casi inmediatamente, mientras que los machos viven lo suficiente como para defender sus huevos. Luego mueren, también, ya que no han estado comiendo en agua dulce.

Sobre Redaccion Posicionate:
En Posicionate Noticias pretendemos agrupar las noticias más interesantes y contenidos sobre Actualidad, Economía, Emprendedores, Cultura y Ocio. Además de recoger frecuentemente los principales titulares, también publicamos contenido propio elaborado por nuestro equipo de redacción en forma de artículos, reportajes, noticias y entrevistas a personalidades que consideramos de interés. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *